DEL PROGRESO A LA INCOHERENCIA, LA HISTORIA DE UN PACTO:

Si tuviéramos que definir con una palabra lo que sentimos después de la maniobra política de la Alcaldesa y su partido “Progresistas”, que ha dejado fuera del gobierno a la Izquierda de Valdemorillo elegiríamos “Decepción”.

Cuando iniciamos las conversaciones entre los partidos del pacto para llegar a los 20 puntos de consenso, lo hicimos con verdadera ilusión, pensando en que había una voluntad común que haría que las cosas en Valdemorillo empezasen a cambiar. Aunque sabíamos que era un pacto difícil, con fuerzas muy dispares vimos clara la posibilidad de implementar ese cambio.

Desde Izquierda Unida Valdemorillo quisimos continuar con la coherencia demostrada en los años que estuvimos en la oposición, y junto a los compañeros de Si Se Puede Valdemorillo pensamos que podríamos orientar las políticas del consistorio hacia una manera de trabajar transparente y participativa, sin intereses personales que anteponer a los intereses del Pueblo. Creíamos haber plasmado esta praxis en los 20 puntos de consenso, pero está claro que no todos los partidos del pacto tenían la misma intención.

Lo cierto es que el pacto se ha ido diluyendo, perdiendo ese papel de referente que en todo momento debió tener. Cuando las fuerzas de la Izquierda hemos intentado retomarlo nos hemos topado con la realidad: No había interés en continuar con el pacto. Hay otros intereses que parecen primar y como prueba de todo esto hemos de decir que ni siquiera se ha llegado a debatir el documento presentado junto a Sí Se Puede Valdemorillo en el que se pedía la vuelta a estos puntos. La decisión estaba ya tomada.

En Valdemorillo el partido Progesistas ha expulsado a la izquierda negándose a negociar la vuelta a los 20 puntos de consenso

Atrás quedarán muchos proyectos medioambientales que desde nuestra concejalía pensábamos desarrollar. Pero no se ha perdido todo porque sabemos que hemos sembrado una manera de hacer las cosas que sabemos que ha calado en la gente, en los trabajadores del Ayuntamiento, en el día a día de nuestro pueblo.

Nos vamos a la oposición, pero nos vamos con una doble sensación, tristes por el final, pero contentos, pensando que desde este lado también podemos construir, y que el sueño de un Valdemorillo verde, participativo, limpio y transparente se puede realizar. Aunque hoy esté un poco más lejos de conseguir será nuestro horizonte a alcanzar y por lo que lucharemos sin descanso.

(138)

Comparte en tus redes sociales

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *