Ante la ocurrencia de nuestra reprobada Alcaldesa de crear un Aula Taurina queremos expresar la posición de la Asamblea de Izquierda Unida Valdemorillo:

Desde la Asamblea de Izquierda Unida Valdemorillo expresamos nuestro malestar y profundo rechazo ante la nueva iniciativa del Equipo de Gobierno:

La creación de un “Aula Taurina abierta”, enfocada especialmente a los jóvenes.

Desde el consistorio se argumentan la “gran tradición taurina de nuestro municipio”. Nosotros no dudamos de esta realidad, pero creemos que las tradiciones deben adaptarse a la realidad social, a los valores que nos hacen crecer como sociedades respetuosas con los derechos humanos, ambientales y animales.

Creemos que los jóvenes de Valdemorillo tienen otras necesidades mucho más urgentes en las que se podrían enfocar los esfuerzos del Ayuntamiento. La creación de este “Aula” no es más que un guiño de la Alcaldesa a un núcleo de simpatizantes que no quiere perder. Se insiste en la idea/trampa del coste cero de la actividad para los posibles alumnos. Nosotros preguntamos:

  1. El coste del Ayto. en este proyecto.
  2. ¿Se van a utilizar instalaciones públicas para su desarrollo?
  3. ¿Se va a dedicar tiempo del personal del Ayuntamiento para su gestión?
  4. ¿Quién va a abonar el coste de los seguros, etc. necesarios para cualquier actividad formativa?

Nuestra reprobada Alcaldesa no es consciente (o sí, pero no le importa) de que esta decisión no hace más que dividir a la población en un tema tan candente y conflictivo en nuestro municipio.

Desde el Comité de los Derechos de los Niños de la ONU se ha recomendado a España que prohíba la participación de niños y adolescentes menores de 18 años en corridas de toros, como toreros o espectadores. Desde nuestra Asamblea creemos que no se deben invertir ni el dinero ni los esfuerzos del personal de la administración en actividades que fomenten el maltrato animal.

Durante nuestra etapa en el Gobierno, con nuestra compañera en la concejalía de medio ambiente se declaró Valdemorillo como Pueblo libre de espectáculos con animales y comenzó a realizarse el control ético de colonias felinas, iniciativas que van dirigidas a la protección animal. Por tanto, esta iniciativa va en contra de nuestros principios, y en contra también del propio Comité de los Derechos de los Niños y adolescentes de la ONU.

Rogamos encarecidamente que responda a nuestras preguntas y que retire esta iniciativa propia de otros tiempos.