Todos los que tenemos hijos en el Juan Falcó desde hace años podemos recordar cuando instauraron su proyecto propio de inglés.. Hubo un tiempo también en el que nuestros hijos tenían asistentes especiales en clase que les ayudaban con el idioma y les daban clases de conversación a parte de sus clases de gramática.
Acabamos de leer con indignación y sorpresa el comunicado de nuestro Ayuntamiento en el que apunta que se ha celebrado “la primera reunión informativa para avanzar en la implantación del proyecto bilingue de la CAM en el Colegio Juan Falcó”. Reunión celebrada en mitad de una pandemia, por sorpresa y sin avisar a los padres y madres para que puedan expresar una postura ante tal imposición.

https://www.facebook.com/AyuntamientoValdemorillo/posts/3766419623389679

El Ayuntamiento argumenta una gran demanda de educación bilingüe en nuestro municipio que no se corresponde con la realidad. Para ellos y sus estadísticas, todas las personas que han elegido que sus hijos no estudien en Valdemorillo lo han hecho porque no seguimos el modelo bilingüe de la CAM, el modelo bilingue de Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes. Un modelo dirigido a la élite del alumnado.

Dicha reunión, (a la que han acudido tanto nuestro Alcalde como la Concejala de Educación y Cultura Eva Ruiz) ha contado sorprendente con la presencia del AMPA. Y decimos sorprendentemente, porque según algunos padres y madres miembros de dicho AMPA no habían recibido información sobre que esta reunión se fuera a celebrar.

El Ayuntamiento, califica como “insuficiente” el proyecto propio que el colegio desarrolla. Quizás, porque la concejala, que desconoce por completo la realidad de nuestro colegio, hizo caso omiso a las numerosas peticiones que muchos padres y madres hicieron para que se reforzara este proyecto con más personal, para que se pudiese contar con más gente y medios para que todos los alumnos tuviesen las mismas oportunidades.

Justifican el bilingüismo por el elevado número de alumnos de diferentes nacionalidades.. Pero todos sabemos que pluralidad es la que forma nuestro municipio y nuestro colegio… por esa razón, parece ser una buena solución impartir TODAS las asignaturas en inglés a un alumnado que apenas maneja el castellano.
Unas asignaturas en las que omiten vocabulario de nuestra querida «lengua vehicular que es el castellano» para que nuestros hijos aprendan otras en inglés.. Asignaturas en las que el objetivo deja de ser el contenido, reduciendo los temas a tratar porque lo que realmente importa no es que sepan donde está el Río Tajo, sino que se dice Tagus River.

El bilingüismo es eficaz para aprender inglés, pero si lo que se pretende (como hace el modelo de la CAM), es tener conocimientos en todas las áreas el modelo fracasa.
“Parece que el esfuerzo adicional que se hace al aprender inglés utilizándolo como idioma de enseñanza en una asignatura que no es la lengua inglesa tiene como coste un peor desempeño al aprender esa asignatura”. (Resultado de informe de la Fundación Estudios de Economía aplicada, 2013)

Desde IU Valdemorillo pensamos que la implantación de este proyecto bilingüe en el colegio Juan Falcó no va a solucionar ningún problema. Si realmente hay demanda de un colegio de estas características en Valdemorillo, la CAM debería construir uno nuevo y hacerlo bilingüe. O sin bilinguismo de CAM, pero otro colegio no nos vendría mal, sea dicho.
No se puede, o no se debería, cambiar el proyecto educativo de un centro sin tener en cuenta a la comunidad educativa que día tras día veíamos como con el proyecto propio del Juan Falcó nuestros hijos adquirían competencias en todas las áreas y en inglés.

El bilingüismo que quiere imponer la CAM puede llegar a ser segregador. Aquellos alumnos, cuyos padres no tienen estudios superiores o conocimientos de inglés tienen más riesgo de fracasar al no tener ese refuerzo lingüístico en casa. No todo el mundo puede permitirse el lujo de tener un profesor particular que sepa inglés, y eso hará que no fracase sólo en un área, sino que no sean capaces de adquirir los conocimientos básicos de áreas como matemáticas o ciencias naturales al ni siquiera entender lo que tienen que aprender. Centrémonos en los contenidos del currículo y completémoslo con buenas horas de gramática y conversación tanto de español, como de inglés.

Los que claman, difundiendo bulos, y exigen libertad para la educación de sus hijos e hijas, ahora nos imponen un modelo de bilingüismo segregador y elitista sin contar con la opinión de los padres y madres.

Por eso desde IU Valdemorillo nos oponemos a esta conversión del Proyecto Educativo del Colegio Juan Falcó y nos ponemos a disposición de cualquier movimiento ciudadano encaminado a impedir que se lleve a cabo.