Tan atónitos como asqueados hemos asistido a la colección de mantras sionistas que acaba de plantear Vox Valdemorillo en el Pleno de hoy.
Vox planteaba lo siguiente sobre la placa y el olivo que se plantaron en conmemoración del día de la Tierra Palestina en la anterior legislatura y a cuyo acto acudió el mismo embajador de Palestina en Madrid:
1. Retirada en el plazo de un mes de la placa conmemorativa del Día de la Tierra Palestina.
2. Cese de celebración de actos que impliquen el reconocimiento del estado Palestino.
3. Retirada del apoyo al movimiento BDS que se aprobó en la anterior legislatura.
De nuevo hemos constatado para qué ha llegado Vox a las instituciones. Primero llegan y sueltan su perorata de argumentos del Lobby de turno. Hoy le ha tocado al lobby sionista, mañana al de la caza, pasado al taurino y así sucesivamente. No saben construir. Su objetivo es acabar con cualquier tipo de consenso existente y vendernos sus falacias y cuentos filofascistas. ¿Realmente existe un problema en Valdemorillo con esta placa?
La respuesta es NO. Valdemorillo es un pueblo de paz, un pueblo solidario, lo ha demostrado en diferentes ocasiones. Por eso no nos debe extrañar que exista una placa en nuestro pueblo en apoyo de un pueblo oprimido al borde de la extinción. Así lo pensamos cuando desde el gobierno impulsamos esta iniciativa junto a Si se Puede.
No vamos a entrar en la discusión de cada uno de los delirantes puntos que apoyan la moción. Solo con fijarse en las resoluciones de la ONU al respecto, o ver el conflicto desde una visión histórica imparcial se desmontan sus argumentos.
Muchas de las intervenciones que hemos escuchado hoy nos han sorprendido, otras no. Como la de nuestra ex alcaldesa. El día de la inauguración de la placa hizo un perfecto paripé. Hoy podría haber argumentado con el discurso que hizo que le escribiesen aquel día, pero no. Una vez más nos ha demostrado su incoherencia y su equidistancia y desconocimiento de todo de lo que excede de lo local. Por lo tanto nada nuevo en su abstención.
Los puntos 1 y 2 han sido desestimados con el voto a favor de Vox, en contra de Podemos y Partido Socialista y abstención del resto de grupos.
El punto 3 sale adelante con 10 votos a favor y los 4 votos en contra de Podemos y Partido Socialista.